Skip to content

CAMBIA DE LOOK Y APOYA ESTA INICIATIVA EN PRO DE LOS PACIENTES CON CÁNCER

En el mes de la Sensibilización sobre el Cáncer de Mama, nos unimos a esta iniciativa para recordarle a las personas que siempre existe la posibilidad de ayudar a quienes están pasando por tratamientos que causan la caída del cabello, mediante la donación de pelo sano y cuidado.

Yalitza Aparicio, embajadora de la campaña #CabezaEnAlto de Head & Shoulders, cortó su cabello de más de 30 cm para donarlo a quienes más lo necesitan, y así inspirar a otras personas a hacer lo mismo o a contribuir en la difusión de la campaña.

CAMBIA DE LOOK Y APOYA ESTA INICIATIVA EN PRO DE LOS PACIENTES CON CÁNCER

“Yo elegí donar mi cabello, porque además de que es un sueño que traigo desde hace años, siento que es una oportunidad que tengo de apoyar a alguien más”, afirmó la actriz.

Si también te interesa ayudar a alguien de esta manera, a continuación te compartimos toda la información que debes conocer para hacerlo correctamente.

¿Cuáles son los requisitos para donar cabello y cómo debes cuidarlo para este fin?

Existen varias organizaciones y programas que se dedican a hacer pelucas de cabello natural que son gratuitas o de bajo costo y están dirigidas a personas que están sufriendo las consecuencias de las quimioterapias.

Más alla de ser un elemento material, una peluca tiene la capacidad de devolverles la confianza y esperanza a las personas que padecen cáncer y que está luchando adicionalmente con los retos emocionales que implica la pérdida del cabello.

Para poder lograr donar satisfactoriamente tu pelo, lo más importante es cuidarlo desde la raíz para que crezca suave y con aspecto saludable, y que además mantenga el largo suficiente. Se requiere tener un mínimo de 25 cm y 30 cm dependiendo del país.

También se necesita que el cabello no esté decolorado ni tinturado de colores de fantasía (rosado, celeste, verde, etc.)

Paso a paso en el proceso de donación de cabello y corte en casa

  1. Elige la organización a la que donarás tu cabello e infórmate sobre sus requisitos especiales y métodos para recibirlo.

  2. Antes de cortar tu cabello, lávalo profundamente con shampoo, y asegúrate de secarlo completamente, manipulándolo con tus manos limpias.

  3. Arma una o dos trenzas con todo tu cabello, y mide con una cinta medidora para asegurar de no cortar menos de 25 o 30 centímetros (recuerda entender específicamente los requerimientos de la fundación que hayas identificado en tu región para donar)

  4. Corta el cabello con una tijera y guárdalo en una bolsa de plástico seca, limpia, y séllala bien. Guarda el cabello en un lugar seco, fuera del sol y la humedad, hasta que lo puedas entregar a la fundación que hayas elegido.

Resulta increíble y conmovedor pensar que el cuidado adecuado del cabello no solo beneficia la apariencia propia, sino que también puede llegar a tener un impacto positivo en todas aquellas personas que lo recibirán eventualmente y a quienes ayudarás a retomar la confianza que la pérdida de su pelo les ha ocasionado.

Nos hemos sumado a esta noble misión de empatía durante octubre, y cuyo objetivo es buscar la concientización sobre todo lo que implica la lucha contra el cáncer de mama.

Si te encuentras en Ciudad de México, te recomendamos conocer más sobre el programa  Cabeza en Alto de la fundación Banco de Tapitas, y averiguar más sobre el proceso de donación.

Sin embargo, también existen muchos otros lugares para donar el cabello que se dedican a promover esta causa y a los que puedes dirigirte para conocer de primera mano toda la información necesaria para aportar tu granito de arena.

Si aún no cumples con las condiciones idóneas para donar cabello, en Head & Shoulders te invitamos a compartir e inspirar a otras personas a que lo hagan, para que muchas más mujeres puedan transitar sus batallas con mayor fuerza, confianza y ánimo.