Skip to content

LA CASPA PUEDE EMPEZAR EN LA ADOLESCENCIA

Ante tanta explosión de las hormonas, la caspa se puede atravesar en la vida de los jóvenes. Hoy explicaremos sobre la relación entre la adolescencia y la caspa, y cómo combatirla.

CASPA EN LA ADOLESCENCIA: ALGO MUCHO MÁS COMÚN DE LO QUE SE CREE

Sí, sabemos que la adolescencia no es la época más fácil en la vida. Esta etapa tiene sus innumerables encantos, pero también sabemos que está acompañada de una explosión de hormonas y cambios en todo nivel. Entre ellos, es posible que haya una de las manifestaciones frecuentes asociadas a los cambios hormonales y que además es un tanto incómoda: la caspa.

También sabemos que la caspa puede generar varios impactos en la vida del adolescente, tales como disminución de la confianza en ellos mismos/as, vergüenza, entre otros.

Según investigaciones, 1 de 2 adolescentes cambian su ropa por culpa de la caspa, con el fin de que esta no sea vista en su vestimenta y 4 entre 10 jóvenes fueron dejados afuera de grupos por culpa de la caspa. 

Los jóvenes que sufren de caspa son doblemente propensos a tener problemas en cuanto a su calidad de vida y autoconfianza, además de sentirse menos capaces de manejar cambios emocionales en sus vidas y mantener actitudes positivas.

¿PERO POR QUÉ SE PRODUCE LA CASPA EN LA ADOLESCENCIA? ¡PUEDE SER CULPA DE LAS HORMONAS!

Durante esta fase de la vida el cuerpo está atravesando por un océano de cambios tanto hormonales, como físicos y emocionales. Es en este momento en el que todo se vuelve muy transcendental.

Y es en esta época también en la que el cuerpo es más propenso a sufrir de problemas tales como acné y caspa. Esto ocurre debido a un desbalance que provoca erupciones en la piel – algo que también puede tener un componente genético o de alimentación inadecuada. Sin embargo, existen soluciones efectivas para combatirla.

En el caso específico de la caspa, el hongo presente de forma natural en el cuero cabelludo de todas las personas produce ácido oleico que causa una irritación a la piel del cuero cabelludo, que posteriormente se transformará en la famosa caspa. Este hongo se llama Malassezia Globosa y es un microbio que hace parte de nuestro organismo.

Existen otros factores que también pueden agravar la aparición de la caspa, como los desbalances emocionales. El estrés y la ansiedad también son grandes enemigos de la piel, ya que pueden ayudar a desencadenar diferentes afecciones cutáneas. Así que es importante tomar las cosas con calma y así todo será más sencillo.

Es común llegar a preguntarse si la caspa es contagiosa y la respuesta definitiva es No. Lo clave aquí es enfocarse en combatirla correctamente.

Los signos más comunes de la caspa son:

  • Picazón en el cuero cabelludo

  • Escamas de piel en el cuero cabelludo y cabello (algunas veces en las cejas y barba o bigote)

  • Cuero cabelludo graso

  • Resequedad del cuero cabelludo

AISLARSE DE AMIGOS O FAMILIA NO ES LA SOLUCIÓN

La caspa es algo que se puede controlar y, precisamente tratar el problema con paciencia, acompañamiento y asertividad es la mejor solución. Muchos no lo saben, pero algunas investigaciones sobre el tema muestran que 1 en cada 2 personas en el mundo sufre o ya sufrió de caspa y que el 50% de estas personas se sienten “menos” que otras por esto.

Además de eso, 1 en 4 personas tienen miedo de que las personas no la acepten porque están sufriendo con la caspa o sienten miedo de sufrir algún tipo de discriminación por la apariencia. Esto impacta negativamente en sus relaciones interpersonales y las perjudica de diferentes formas. Por ello, hay muchas personas que, por vergüenza, se aíslan de su grupo de amigos y familiares y acaban desarrollando otros tipos de problemas debido a la soledad y, durante la adolescencia la soledad no es algo que combine muy bien.

Salir, participar de eventos, aprovechar momentos en familia y amigos es algo que quedará por siempre en la memoria, así que es importante no permitir que la caspa interfiera en estas experiencias importantes.

CASPA ¡NUNCA MÁS! O AL MENOS CONTROLADA

Pero ¿cómo quitar la picazón en el cuero cabelludo y controlar este “terror” que es la caspa? Existen productos específicos para tratar esta afección junto a sus signos: los shampoos y acondicionadores control caspa.

Existen personas que utilizan métodos caseros para tratar la caspa, pero este tipo de soluciones no están comprobadas científicamente y, por lo general, no tratan el problema desde la raíz y, en ocasiones, pueden llegar a intensificarla o causar algún tipo de irritación en el cuero cabelludo. Por esto, recomendamos buscar shampoos y acondicionadores que contengan el poder de controlar/eliminar la caspa, como con el ingrediente piritionato de zinc (ZPT), un agente muy efectivo que combate la caspa sin irritar el cuero cabelludo o resecar el cabello.

Los shampoos de Head & Shoulders son una excelente opción para esto, ya que estos productos contienen ZPT, y además tienen una fragancia increíble y única que te proporcionará una sensación de frescura y bienestar tanto a ti como a tu cuero cabelludo.

Estos productos ayudarán a combatir la caspa con alternativas para diferentes tipos de cabello y necesidades, como por ejemplo para el cabello y cuero cabelludo grasos, resecos, sensibles y además serán claves para despedirte de los copos blancos y sentir mayor seguridad para volver a la vida social.

Ahora que es claro que sí es posible controlar la caspa y que eso no es el fin del mundo, ¿qué tal checar los diferentes productos de Head & Shoulders que serán ideales para combatir la caspa durante ese período tan importante que es la adolescencia y crear el hábito de practicar el autocuidado de la mano de los mejores?

Ahora será más fácil mantenerse con la cabeza en alto, atendiendo las diferentes necesidades tanto del cabello como del cuero cabelludo.

TIPS, LANZAMIENTO DE PRODUCTOS Y PROMOCIONES PARA TI